Un carrito virtual inteligente: Cómo ser un habilidoso consumidor en línea

Cuando la adolescente Madeline Grosh de Muncie, Indiana, encuentra un par de zapatos realmente buenos en línea, envía un correo electrónico a sus padres con un enlace rápido, como una pista no muy sutil de que serían un magnífico presente de cumpleaños.

Pero antes de que terminen envueltos en papel brillante, mamá por lo general responde: encuentra un mejor precio. Esto hace que Grosh, de 15 años, realice un recorrido virtual de miles de minoristas en línea para encontrar la mejor oferta disponible. “La mayoría de las veces busco cosas que sean similares [a lo que quería]”, dice. “Si veo una blusa que me gusta mucho, como una blusa de algodón cardado, entonces la busco en Google y aparecerán muchas tiendas y sitios web con esa referencia exacta”.

Antes de finalizar la compra…

El proceso de búsqueda de ofertas es exactamente lo que los gurús de las compras en línea dicen que es necesario para asegurarse de obtener el mejor precio posible en la web, donde los adolescentes gastan 200 mil millones de dólares al año, según la empresa de marketing de bienes de consumo Packaged Facts. Trae Bodge, editora en jefe de The Insider, un blog sobre el sitio web de cupones RetailMeNot.com, dice que el error más grande de las compras en línea es no buscar un mejor precio antes de hacer clic en el botón de finalización de la compra. “Cuando se hacen compras en línea, existen muchas opciones fantásticas en la red”, señala Bodge. “Nunca compren algo a su valor nominal; tienen que seguir un par de pasos antes de poner algo en su carrito de compras virtual”.

Bodge dice que el enfoque de Grosh para ir de compras es inteligente: encuentra el artículo que deseas y luego usa Google u otro motor de búsqueda para encontrar productos similares a precios más económicos. “Si buscas jeans ajustados, los puedes encontrar en varias tiendas diferentes, y el rango de precios va a ser muy amplio”, afirma.

Aunque Grosh tiene que hacer que sus padres revisen su lista de artículos deseados, su hermana mayor Cassandra, de 17 años, tiene más libertad. Es estudiante de penúltimo año en la Academia de Ciencias, Matemáticas y Humanidades de Indiana y vive en el campus de la Universidad Estatal Ball en Muncie, Indiana. Recibe una mensualidad para sus gastos y puede comprar lo que quiera con una tarjeta de débito. A diferencia de las tarjetas de crédito, las tarjetas de débito y cheque obligan a los usuarios a limitar su gasto según el saldo de sus cuentas bancarias.

En un intento por mantenerse dentro de su límite de tarjeta de débito, la hermana mayor de Grosh es especialmente cuidadosa con lo que gasta en línea, dice. A menudo utiliza una combinación de compras virtuales y compras en tiendas, para asegurarse de que está comprando a buen precio. “Cuando encuentro un par (de zapatos) en un sitio web, voy a la tienda y comparo los precios para saber si me están estafando en un sitio o para ver si puedo encontrar una liquidación en alguna parte”, dice.

Aquí hay algunos consejos para comprar en línea de manera inteligente:

Si es demasiado bueno para ser verdad, probablemente lo sea. Además de poder encontrar grandes ofertas en Internet, también te puedes topar con estafadores que sólo quieren tu correo electrónico y número de teléfono celular con el fin bombardearte con correo basura. “Podrías ver una gran oportunidad en una ventana emergente, pero te hacen llenar un formulario con tus datos y van a vender tu información personal a quién sabe quién. Literalmente empezarás a recibir correo basura de inmediato”, señala Bodge.

En lo posible, usa tarjeta de crédito. Marian Merritt, promotora de la seguridad en Internet en Norton de Symantec, dice que las tarjetas de débito asociadas a cuentas bancarias no pueden ofrecer la misma protección que las tarjetas de crédito. “Si hay algún tipo de estafa o fraude en línea con cualquier tipo de tarjeta de débito, significa que pueden vaciar tu cuenta bancaria”, afirma. Algunas tarjetas de crédito también serán útiles para resolver conflictos con un minorista en línea, tales como una situación en la que se recibe mercancía defectuosa y es necesario devolverla. Si utilizas una tarjeta de débito y compras un televisor que no funciona, podrías estar solo a la hora de resolver el problema.

No tengas miedo de abandonar el barco. A veces una gran oferta se vuelve mucho menos económica cuando se añaden los altos costos de envío y gestión durante el proceso de compra. Bodge dice que debería ser fácil para los compradores salir de un sitio web cuando se ven esos cargos en la cuenta final. “Probablemente necesitaste 45 segundos para poner ese artículo en tu carrito, así que sal de ahí y ve al siguiente sitio”, dice.

Toma medidas de seguridad. Elige contraseñas inteligentes para los sitios web de compras y no las compartas con amigos. Merritt sugiere que también es aconsejable utilizar un programa de seguridad de Internet en el ordenador o en el dispositivo móvil para salvaguardar las compras en línea. Norton ofrece varios programas, como Norton Internet Security y Norton Mobile Security y muchas otras empresas tienen opciones similares. “Cuando las cosas van mal [como cuando alguien usurpa tu cuenta], las lecciones pueden ser realmente dolorosas”, señala.

Establece un presupuesto y no te salgas de él. ¿Alguna vez vas de compras para el cumpleaños de tu mejor amigo y terminas comprando un montón de cosas para ti mismo? Casi todo el mundo lo hace, por lo que los presupuestos y las listas de compra son útiles, se respetan. “Es lo mismo que sucede en la tienda: vas en busca de una sudadera con capucha nueva y te encuentras con un par de jeans que parecen muy interesantes”, dice Bodge. “Mantente enfocado: ten una lista de cosas que quieres comprar y no te salgas de ella”.

 

Preguntas

¿Cuál es el error más grande durante las compras en línea, y cómo pueden los compradores virtuales evitarlo para mejorar su experiencia de compra minorista electrónica?

 

¿Por qué deberías tratar de utilizar tarjetas de crédito cuando compras en línea?

 

¿Cómo puedes evitar dejarte llevar mientras compras en línea?

 

¿Alguna vez has tenido una experiencia extraña o desagradable mientras comprabas en línea? Descríbela y explica qué aprendiste de ella.

 

Enlaces relacionados

Este contenido también esta disponible en: Inglés

“Probablemente te llevó sólo 45 segundos poner ese artículo en tu carrito, así que sal de ahí y ve al siguiente sitio.”
This entry was posted in Artículos, Dinero y Tú, Moda, Alimento y Más. Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post.

Join the Discussion