En vivo desde Londres: Una prometedora atleta olímpica enciende la antorcha

 

Foto por Nour Eddine El Ghoumari

Mucha gente sueña con correr en un estado Olímpico mientras es ovacionado por miles de personas, pero muy pocos tienen la oportunidad de hacerlo.

Adelle Tracey, una joven de 19 años de los suburbios de Londres, tuvo su oportunidad hace un par de semanas. Todo comenzó con una llamada telefónica. Un día a mediados de julio, la madre de Tracey recibió una llamada de un organizador de los Juegos Olímpicos de Londres 2012; quería saber si Tracey podría ir al Parque Olímpico un día de esa misma semana.

Cuando ella se presentó a la hora indicada unos días después,Tracey, junto con otros seis adolescentes británicos, recibieron la sorpresa más grande de sus vidas: Fueron recibidos por Danny Boyle, el director de Slumdog Millionaire y el director artístico de la Ceremonia de Apertura en Londres 2012. Les dijo que ellos encenderían la llama olímpica en el punto culminante del evento de tres horas y media de duración. “Entró Danny Boyle en persona y básicamente nos dijo lo que tendríamos que hacer, y nos quedamos sorprendidos porque no esperábamos que fuera algo así”, dice Tracey.

Ali, Gretzky y… Tracey

La identidad de la persona que enciende la llama olímpica es un secreto muy bien guardado en la preparación de los Juegos Olímpicos. Por lo general, la persona elegida es uno de los atletas más destacados del país anfitrión: Estados Unidos eligió a Muhammed Ali para encender la llama en Atlanta en 1996, y Canadá eligió a Wayne Gretzky en los Juegos Olímpicos de Invierno en 2010. Pero para la ceremonia de apertura de Londres, Boyle quiso pasar la antorcha, literalmente, a la siguiente generación de atletas británicos. Tracey, una corredora destacada que espera competir en los Juegos Olímpicos algún día, fue una de las pocas afortunadas en ser elegidas para esta tarea.

A medida que avanzaba la noche, el entusiasmo crecía en forma abrumadora. Ella y sus seis compañeros correrían alrededor del estadio olímpico, encenderían sus antorchas y luego la enorme llama olímpica. Y lo harían frente a una audiencia de televisión de mil millones de personas, sin mencionar a las 60.000 personas dentro del estadio olímpico. “Fue parecido a lo que sientes antes de una carrera”, dice Tracey, que se especializa en carreras de 400 y 800 metros. “Teníamos que encender las antorchas nosotros mismos, así que estaba bastante preocupada… Para empezar, hubo algunas cosas que me distrajeron”.

Recién cuando entró en el estadio, escuchó cómo retumbaba la música y vio a todos los atletas olímpicos ovacionándolos, ella “se dio cuenta de la enormidad de la situación”, dice. “Fue simplemente una experiencia increíble… algo que ocurre sólo una vez en la vida”.

Sin embargo, Tracey espera volver a un estadio olímpico algún día. Ella ha recorrido un largo camino desde que comenzó a entrenar como atleta de pista a la edad de 12 años. En 2010, fue campeona nacional inglesa en los 800 metros. Tracey es ahora parte de una iniciativa para atletas jóvenes prometedores patrocinada por Dame Kelly Holmes, una corredora británica que ganó la medalla de oro en dos eventos de los Juegos Olímpicos de Atenas en 2004. “Mi objetivo final sería obviamente competir en los Juegos Olímpicos”, dice Tracey, añadiendo que se ha puesto el objetivo de participar en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en 2016.

Diseño de prótesis

Pero el correr no es lo único que mantiene ocupada a la joven de 19 años. Tracey se graduó de la escuela secundaria en el año 2011, y recientemente ha terminado su primer año en la Escuela de Arte de la Universidad de Bournemouth, en la costa sur de Inglaterra. Se está especializando en maquillaje profesional, un campo que abarca desde el diseño de prótesis hasta la fabricación de pelucas para crear el estilo Harry Potter.

“Siempre he sido medio artista”, dice Tracey, añadiendo que disfruta los aspectos creativos de sus estudios universitarios. Además, el maquillaje profesional le brinda flexibilidad para mantener su riguroso programa de entrenamiento, que ha mantenido desde que dejó su casa para ir a la universidad. “Mi objetivo final es el de ser un atleta de tiempo completo… pero obviamente tienes que [tener un trabajo] hasta obtener una beca”, dice Tracey. “Me encantaría trabajar con prótesis, diseñando extremidades, porque realmente me interesa”.

También le gusta cantar, bailar y actuar, aficiones que ella ha mantenido junto con correr, desde que era una niña. Tomados en conjunto, estos intereses le ayudaron a cumplir con su importante rol en la ceremonia de apertura, uno de los escenarios más grandes del mundo. “Muchas personas me han preguntado si estaba nerviosa, y creo es por eso que no lo estaba”, dice. “Fue casi como si estuviera actuando”.

 

 

Enlaces relacionados

Este contenido también esta disponible en: Inglés

“Entró Danny Boyle en persona y básicamente nos dijo lo que tendríamos que hacer, y nos quedamos sorprendidos porque no esperábamos que fuera algo así.”
This entry was posted in Artículos, Deportes y Espectáculos, Revisión de la semana. Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post.

Join the Discussion