Apple vs. Samsung: El enfrentamiento de los teléfonos inteligentes

Este mes en San José, California, los dos empresas de teléfonos inteligentes más grandes del mundo, Apple y Samsung Electronics, presentaron una demanda legal por derechos de propiedad intelectual. Según un artículo reciente escrito por Steve Lohr de The New York Times:  “Apple asegura que Samsung tomó la decisión deliberada de copiar el iPhone y el iPad”. Del otro lado de la batalla legal, Samsung sostiene que Apple violó las patentes de tecnología de teléfonos celulares propias de Samsung.

La protección de las ideas originales

Apple sostiene que Samsung plagió los diseños de Apple para el iPhone y el iPad, es decir, los copió sin permiso y los vendió como obras originales de Samsung. Quizá estés familiarizado con el término plagio por tus propios trabajos escolares. Por ejemplo, cuando escribes un ensayo para la asignatura de Historia de EEUU, no tienes que hacer una nota a pie de página con la fecha de la Guerra de la Independencia porque es un hecho conocido. Sin embargo, si lees que las tácticas militares estadounidenses están detrás de la victoria de EE. UU. frente a Gran Bretaña, y si incluyes esta posición en tu escrito, tienes que citar adecuadamente a tu fuente porque esa idea es de otra persona, su propiedad intelectual, y no tuya. Si no le das el crédito a otros cuando usas sus ideas, estás plagiando y probablemente repruebes la tarea (o peor) si te descubren.

La propiedad intelectual se refiere a una idea original que es propiedad de su creador. Al igual que con la propiedad física (un automóvil o computadora), el robo de propiedad intelectual es ilegal. Fuera del aula, las ideas (como la tecnología de pantalla táctil), pueden protegerse con patentes, que son emitidas por la Oficina Estadounidense de Patentes y Marcas Registradas. Una patente prohíbe que alguien, excepto el inventor, fabrique, use, venda o importe una invención por un tiempo limitado, generalmente 20 años. Existen tres tipos de patentes: patentes de utilidad para máquinas y procesos útiles, patentes sobre vegetales para el descubrimiento y reproducción de nuevas especies vegetales, y patentes de diseño que protegen los diseños originales. Apple sostiene que Samsung infringió (plagió), muchas de sus patentes de diseño al utilizar elementos del iPhone y del iPad en el teléfono inteligente Samsung Galaxy.

Apple está reclamando $2.525 millones a Samsung por daños, mientras que Samsung quiere el 2,4% de cada venta de Apple donde Apple haya violado las patentes propias de Samsung. La guerra de patentes de Apple dura ya dos años, principalmente contra los productos Android de Google, incluyendo al Samsung Galaxy. El Wall Street Journal sugiere que esta guerra legal es en realidad una guerra de poder entre Apple y Google, una tensión de larga duración reconocida por el mismo Steve Jobs. Antes de su fallecimiento, el padrino de Apple sostenía que “iría a la guerra termonuclear” respecto del supuesto “robo” del iPhone por parte de Google.

Gran parte de esta discusión se origina alrededor del diseño del teléfono inteligente. Apple reclama que Samsung copió los bordes redondeados del iPhone, la clara superficie plana y la tecnología de pantalla táctil en el Samsung Galaxy. Samsung, sin embargo, asegura que Apple copió el diseño del iPhone original de Sony. Si Apple gana la demanda legal, la empresa ya dominante de Jobs tendrá un monopolio sobre la producción de teléfonos inteligentes y tabletas (“tablets”).

A pesar de que las patentes fueron diseñadas para proteger a los diseñadores y promover la creatividad, (la gente no podía simplemente copiar el trabajo de otros sino que tenía que diseñar nuevos productos por sí misma), las patentes de tecnología de hoy en día pueden en realidad obstaculizar la innovación, dicen algunos expertos. Según Kevin Werbach, Profesor de Estudios Legales y Ética Comercial de Wharton: “Durante mucho tiempo, las empresas importantes de tecnología consideraron a las patentes como activos puramente defensivos, para evitar que otros los demandasen. En general no usaban las patentes como un arma ofensiva contra los competidores. En años recientes, empresas como Apple, así como una nueva generación de empresas propietarias de patentes, tomaron una posición más agresiva con sus carteras de patentes. Las empresas ahora están dispuestas a usar las patentes no sólo para generar ingresos por licencias, sino también para restringir a sus competidores”.

Patrick Houston, en un artículo de opinión para InformationWeek, predice un resultado en que ambas partes perderán en esta confrontación de Apple/Samsung. Houston cree que las patentes son malas para el libre mercado en general porque le otorgan el monopolio a las grandes empresas, y las compañías más jóvenes no pueden competir. Señala que la enorme cantidad de patentes de software, se registraron 200.000 patentes de software desde los años 90, hace que sea prácticamente imposible desarrollar nuevos productos. Los inversores dudan en respaldar empresas de tecnología que recién se inician porque quieren la plena seguridad de que los nuevos productos no infrinjan las patentes existentes. Al mismo tiempo, las empresas más jóvenes quizá no tengan los recursos para evaluar la originalidad de sus productos, y por lo tanto no puedan obtener más capital para desarrollarse y crecer, generando un círculo vicioso.

¿Matón de las patentes o innovador?

Además, el litigio respecto a patentes es un esfuerzo caro. Los abogados senior tanto de Apple como de Samsung ganan más de $500 la hora, según el Daily Mail. Aún así, ambas partes piensan que el costo financiero de esta guerra vale la pena. Como destaca Werbach: “Emprender un litigio contra los competidores puede ser costoso y arriesgado. También puede haber costos importantes para la reputación de una empresa si se la considera como a un matón de las patentes en vez de como a un innovador. Yahoo presentó una importante demanda legal por patentes contra Facebook, por ejemplo, que provocó críticas tremendas. Yahoo llegó a un acuerdo cuando asumió un nuevo CEO y tomó la decisión de que el daño sobrepasaba los beneficios potenciales. El sistema de patentes de hoy en día, sin embargo, crea oportunidades muy poderosas para bloquear a los competidores del mercado en ciertas industrias. Así que es comprensible que algunas empresas decidan demandar”.

Este juicio muy publicitado sentará un precedente para los futuros juicios por tecnología, y si gana Apple, la empresa controlará el mercado de teléfonos inteligentes y tabletas. El foco, sin embargo, no estará en Samsung vs. Apple o siquiera en Google vs. Apple. En lugar de eso, dichas demandas nos forzarán a revaluar nuestro sistema de patentes. Werbach sostiene que no deberíamos deshacernos de las patentes por completo: “Necesitamos mecanismos legales para proteger a los inventores. Desafortunadamente, el sistema de patentes no ha mantenido el ritmo de los cambios en la industria tecnológica”. Resalta que la tecnología seguirá logrando grandes avances con o sin las patentes. El objetivo será encontrar un equilibrio en proteger a los inventores sin obstaculizar la innovación.

Preguntas

¿Que es la propiedad intelectual y por qué es importante en el mundo empresarial?

¿Cómo podrían las patentes tecnológicas obstaculizar la innovación?

¿Por qué la guerra de patentes entre Apple-Samsung es tan importante para el futuro de la industria tecnológica?

¿Puedes pensar en otras demandas legales de alto perfil por patentes?

Enlaces relacionados

Este contenido también esta disponible en: Inglés

“Asumir cualquier litigio contra los competidores puede ser costoso y arriesgado. También puede haber costos importantes para la reputación de una empresa si se la considera como a un matón de las patentes más que como a un innovador.”
This entry was posted in Artículos, Revisión de la semana, Tecnología. Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post.

One Response to Apple vs. Samsung: El enfrentamiento de los teléfonos inteligentes

  1. welser_munoz@outlook.com says:

    Muy buen artículo, y bueno ahora Samsung ha incrementado sus ventas, así que esas demandas no le han perjudicado ya que sus productos son muy solicitados y mas ahora que ha presentado su dispositivo flexible!!!

Join the Discussion