‘Más grandes que la vida’: Las granjas de viento y el futuro energético de Estados Unidos

Sarah Distelrath vive en Indiana y allí ha visto suficientes turbinas de viento elevarse como hileras de monstruos de metal en campos abiertos. Indiana es el hogar de una de las 10 principales granjas de viento más grandes de los Estados Unidos, Fowler Ridge Wind Farm, con más de 500 turbinas de viento que se extienden a través de 50.000 acres. Una granja de viento es un grupo de turbinas de viento en el mismo lugar que se usan para generar electricidad. “Son más grandes que la vida”, explica Distelrath de las estructuras, que pueden soportar 300 pies de alto, pesar más de 1.000 toneladas y tener hélices rotoras que alcanzan más de 250 pies de diámetro.

Desde que consiguió trabajo hace tres años en EDP Renewables North America LLC, Distelrath llegó a darse cuenta de que el tamaño es solamente un aspecto poderoso de las turbinas de viento. Como desarrolladora de proyectos con la empresa de energía renovable con sede en Houston, Distelrath tuvo la oportunidad de ayudar a desarrollar la primera granja de viento para servicios en Ohio, Timber Road II Wind Farm. “Las 55 turbinas de Timber Road no sólo podrán suministrar electricidad a más de 27.000 hogares utilizando energía eólica, sino que la granja produjo cientos de trabajos, ingresos para los propietarios de la tierra e ingresos por impuestos para el gobierno local”, explica. Los trabajos en el desarrollo de la energía eólica con frecuencia implican calcular cuáles son las mejores áreas para crear granjas de viento.

8.000 piezas

Según la Asociación Estadounidense de Energía Eólica (American Wind Energy Association, AWEA), muchos estados están confiando más y más en la energía del viento, que representa aproximadamente el 50% de la energía renovable (junto con la solar, hidroeléctrica y geotérmica), para completar sus necesidades de energía. Las granjas de viento proveen una de las fuentes de generación de energía más respetuosa con el medio ambiente disponibles hoy en día; el uso de energía eólica implica que se necesita quemar menos combustible fósil para fabricar la electricidad.

En 2010, el 15,4% de la electricidad de Iowa fue producida por la energía eólica, suficiente para alimentar más de un millón de hogares, y en Dakota del norte se produjo el 12%. Un informe del Departamento de Energía dice que podría ser viable que la energía eólica suministre el 20% de las necesidades de electricidad de los EE. UU. para 2030.

Pero el desarrollo de granjas de viento es un compromiso a largo plazo. El proyecto Timber Road demoró varios años desde el diseño inicial hasta la instalación, cuenta Distelrath. “Sólo la selección del sitio requiere por lo menos un año de investigación y planificación. Durante este proceso, trabajo con diferentes equipos que se especializan en todo desde la disponibilidad eólica, pasando por las preocupaciones ambientales hasta las cuestiones legales”.

Es más, una única turbina de viento, que consta de unas 8.000 piezas, también debe ser diseñada, construida, transportada al sitio y erigida antes de que pueda comenzar a producir energía. Multiplica eso por lo menos por 100 cuando se desarrolla una granja entera.

Una vez que se selecciona un sitio, se asegura la tierra y se construyen los cimientos, pueden instalarse las turbinas. Mientras están funcionado, cada turbina de viento funciona como su propia planta de energía, recolectando la energía del viento que luego se reúne en subestaciones para convertirla en energía usable. Cuanto más grande la turbina de viento, más viento alcanza y más electricidad produce. “Cuando todo anda bien, la electricidad fluye desde la granja de viento a la red de electricidad y finalmente ilumina los hogares”, explica Distelrath.

A pesar de que algunos estados son mejor conocidos por la energía eólica que otros, según el Departamento de Trabajo de los EE. UU. casi cada estado de los EE. UU. ofrece una amplia variedad de trabajos en energía eólica. “Creo que lo más importante que aprendí de trabajar en el proyecto Timber Road es cuánta gente se necesita para construir y mantener una granja de viento”, agrega Distelrath. “Trabajé con granjeros, empleados gubernamentales, ingenieros, abogados, meteorólogos y ambientalistas”.

Según la AWEA, unos 85.000 estadounidenses están empleados actualmente en la industria de la energía eólica y campos relacionados. Y a medida que la industria de la energía eólica siga creciendo, brindará muchas oportunidades para los trabajadores en busca de nuevas carreras. Unos pocos cargos laborales especializados incluyen a técnicos de turbinas de viento, que se concentran en la eficiencia y salida de las turbinas, hasta inspectores de las hélices, que examinan las enormes palas de las turbinas usando telescopios de alto poder.

Evelyn Zapata, gerente de ingeniería civil que trabajó en el desarrollo de Timber Road, encontró su nuevo nicho hace unos pocos años en la producción de energía eólica. Antes de unirse a EDP, Zapata trabajaba en la industria de aguas residuales. “Escuchaba acerca de las oportunidades laborales en el sector renovable, pero no sabía demasiado sobre el viento”, confiesa. “Creo en la energía verde y en el reciclado, así que la oportunidad de ser parte del desarrollo de una fuente de energía alternativa que no contaminase fue muy atractiva para mí”.

Distelrath también era una novata en la industria de la energía eólica. Después de haber enseñado en los Cuerpos de Paz durante un par de años, regresó a los Estados Unidos buscando involucrarse en algún tipo de trabajo verde. “Ingresé al mercado cuando era promisorio, y afortunadamente EDP no estaba buscando gente con experiencia en energía eólica”, cuenta. “Buscaban gente que se adaptase bien a la cultura y que pudiese trabajar con muchos tipos diferentes de personas”. Las oportunidades laborales en la industria eólica varían desde operarios, soldadores y electricistas hasta biólogos, geólogos y abogados.

Un impacto duradero

“Además de apoyar el crecimiento laboral, el proyecto Timber Road usó un gran porcentaje de productos fabricados en los Estados Unidos, así como los servicios de empresas de construcción locales”, aclara Distelrath.

El aporte de una granja de viento a la economía local no se detiene una vez que se ha desarrollado. De hecho, Timber Road seguirá provocando un impacto en la comunidad de negocios local durante 30 a 50 años, o mientras esté funcionando, agrega.

Estas son buenas noticias no sólo para los fabricantes existentes en Ohio. El proyecto también revitaliza la industria agrícola en general y crea una necesidad de empresas que se especialicen en la fabricación de piezas específicas para turbinas junto con aquellas que brindan mantenimiento y servicios para turbinas.

En 2010, EDP y AEP Ohio, una unidad de American Electric Power, firmaron un contrato de 20 años para comprar la energía generada en la granja de viento. Según la Administración de Información de Energía de los EE. UU. (U.S. Energy Information Administration), las empresas de servicios ofrecen con frecuencia opciones de fijación de precios ecológicos que le ofrecen a los clientes la opción de pagar más por electricidad que proviene de fuentes renovables, lo que a su vez apoya a las empresas que se especializan en las nuevas tecnologías utilizadas en el aprovechamiento de la energía eólica.

La energía eólica es la fuente de energía de crecimiento más rápido en el país. Las universidades en todo el país están ofreciendo certificados de dos años y otros programas de titulación en energía eólica y tecnología de turbinas, y capacitando a la gente para que se convierta en técnicos y especialistas en energías renovables. Durante los últimos cinco años, por ejemplo, el Laramie County Community College de Wyoming ofreció un título universitario de 2 años (“associate degree”) en energía eólica. Es un nuevo sector manufacturero, y un componente clave del futuro energético en los EE. UU.. “Es realmente emocionante trabajar en una industria donde ves que se está progresando”, cuenta Distelrath.

 

Preguntas

¿Qué es Fowler Ridge Wind Farm, y qué papel tuvo Sarah Distelrath en su creación?

¿Cuánta gente hay empleada en la industria de la energía eólica? ¿Cuáles son algunos trabajos relacionados?

¿Cómo apoya la energía eólica a otros tipos de empresas?

 

Enlaces relacionados

Este contenido también esta disponible en: Inglés

“Cuando todo funciona bien, la electricidad fluye desde la granja de viento, pasa por la red eléctrica, y finalmente ilumina los hogares.”
This entry was posted in Artículos, La vida después de High School, Medio Ambiente. Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post.

Join the Discussion