¿Estás a la moda? Vestirte para una entrevista de trabajo

La vida de Robert Kolmin fue un torbellino de entrevistas laborales entre enero y marzo de este año. Graduado reciente de la Universidad de Miami en Oxford, Ohio, con un título en Negocios y Comercialización, Kolmin pasó tres meses teniendo por lo menos una entrevista laboral por semana. Luego de ese tiempo, tuvo dos ofertas laborales, y ahora tiene un cargo de Ejecutivo de cuentas en InnerWorkings, un proveedor de administración de impresión global en Chicago. Después de someterse a la prueba de las entrevistas y encontrar un trabajo que disfruta, Kolmin tiene una percepción importante: “La gente basa sus primeras impresiones en cómo te ves”, explica. “La primera impresión lo es todo”.

Vestimenta ‘adecuada’

Encontrar la apariencia correcta para una entrevista laboral es esencial, explica Suzanne Coonan, entrenadora de carreras y especialista en recursos humanos en Aerial Leadership, Chicago. “No es verdad que a todos los contratan por los papeles”, cuenta Coonan, quien fue selectora laboral durante más de 15 años. Dice que los selectores suelen toman su decisión acerca de la idoneidad de un candidato dentro del primer minuto de una entrevista, así que es importante causar la impresión correcta rápidamente. “Puedes expresar tu deseo y motivación en cómo te ves”, agrega Coonan. Así que, ¿cuáles son los secretos para ganar la aprobación de un selector de personal?

“Vístete de forma adecuada”, aconsejan todos los expertos en búsquedas laborales. ¿Qué significa eso exactamente? Diferentes culturas de empresa sugieren diferentes códigos de vestimenta. Mientras algunas oficinas son casuales (en ciertas iniciativas tecnológicas recientes en Silicon Valley, por ejemplo,  los empleados calzan ojotas), otras son mucho más profesionales. Kelley Barnes, selectora senior en Vista Equity Partners, de Austin, Texas, dice que nunca está mal preguntar. “Si no estás seguro acerca de cuál es la cultura de vestimenta, llama a la recepción”. También sirve consultar el sitio web de la empresa. Cuando tengas una buena idea de lo que usan los empleados en la empresa en la que te entrevistarán, Barnes recomienda usar tu indumentaria para “reflejar o coincidir” con la del selector. De esta manera, te ves como si ya encajases.

“Es mejor ir un poco suave y sin adornos”, agrega Barnes, “que ser la persona de la que hablen luego y digan: ‘¿Viste eso?’”. Un artículo de Careerbuilder.com que describe los mayores errores de vestimenta en una entrevista laboral, alude a un postulante memorable que competía por una posición en la Universidad de Chicago que usaba una corbata escocesa como cinturón y un sombrero de algodón estampado. No lo volvieron a llamar. La ropa que es segura en cualquier situación, sugiere Barnes, son una camisa con botones en el cuello, corbata, pantalones de vestir y un saco / chaqueta para los hombres, y una falda, más que pantalones, para las mujeres. Si quieres apuntar más alto, usa un traje. “Vístete para un nivel superior que el que estás buscando”, indica Barnes.

Kolmin siguió el consejo de Barnes en sus entrevistas, apareciendo de traje y corbata. “Siempre fui con una corbata de colores más sólidos”, cuenta. “Quiero que me miren a la cara. No quiero llamar la atención. Simplemente nunca sabes con quién te vas a entrevistar. Deberías tomar todas las precauciones para ser conservador. Siempre puedes arreglarte demasiado, y eso no tiene nada de malo”.

Bill Kelly, Director de Soporte de Sistemas de Micro Tech Staffing Group en Danvers, Massachusetts, hace coincidir candidatos a trabajos con búsquedas laborales de clientes. Comienza encontrando a una persona con el conjunto correcto de habilidades, ve si le interesa al cliente, y luego continúa con la entrevista. Primero se enfoca en si el candidato al trabajo se adaptará al nuevo entorno empresarial. “Deseas verte como si encajases”, aconseja Kelly. “No quieres ser la persona vestida de rojo cuando todos los demás están vestidos de gris”.

Lustra tus zapatos

Coonan contesta que un poco de individualidad también puede funcionar a tu favor. No te vistas tan fuera de tu zona de comodidad que pierdas tu estilo personal. “Deseas vestirte de forma profesional, pero también deseas vestirte como eres”, agrega. “Sé tu mismo, y coincide con la cultura que haya. No le quites importancia a quien eres”. Para ella, no se trata simplemente de encajar; también se trata de mostrarle al selector por qué eres diferente, de forma positiva, de los otros candidatos.

“Es real pero realmente importante estar bien arreglado”, agrega Coonan. Para ella, esto significa no sólo una apariencia adaptada, sino también prestar atención a las pequeñas cosas, como los zapatos lustrados y una cartera o portafolios de apariencia profesional. Es más, los entrevistadores quizá no dejen pasar observaciones como uñas sucias o ropa manchada. Kolmin aprendió en las clases de la escuela de negocios que los pequeños detalles pueden marcar una gran diferencia. Un profesor aconsejó: “No usen nada que tenga olor”, queriendo indicar desodorante, loción para después de afeitarse o perfumes aromatizados. Los aromas fuertes pueden distraer y pueden ser ofensivos, dependiendo del gusto del entrevistador.

Los trajes de Kolmin están recibiendo mucho uso estos días ahora que tiene un trabajo en el mundo empresarial. Causar una buena impresión no termina cuando te contratan, pero sin lugar a dudas comienza con la entrevista laboral.

 

Preguntas

¿Por qué deberías tratar de causar una fuerte primera impresión al selector laboral?

¿Qué es la cultura de la empresa y cómo puede influenciar la manera en la que elijas vestirte para una entrevista?

¿Qué significa “vestirte como quien eres”, y por qué es importante?

 

Enlaces relacionados

Este contenido también esta disponible en: Inglés

“Puedes expresar tu deseo y motivación en la forma en que te presentas.”
This entry was posted in Artículos, La vida después de High School, Moda, Alimento y Más. Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post.

Join the Discussion