Juez, jurado, justicia: La labor de un abogado querellante

El principio de la carrera de Justin Shur tuvo todos los ingredientes para convertirse en un capítulo de la serie de TV Law & Order. La mayoría de los abogados jóvenes tienen que esperar meses o incluso años para estar a cargo de un caso que se juzgue frente a un jurado. Pero a Shur se le presentó la oportunidad apenas una semana después de haber empezado a trabajar como abogado querellante en la oficina del Fiscal de distrito de Manhattan, en la ciudad de Nueva York.

Era un caso menor por prostitución, y Shur lo ganó después de un pequeño juicio. Fue una experiencia que un abogado novato no olvida fácilmente. Shur pasó más de cuatro años en la oficina del fiscal de distrito antes de dejarla para irse a trabajar a un estudio de abogados privado, pero extrañaba tanto ser fiscal que más tarde desempeñó durante otros cuatro años la posición de fiscal federal en casos complejos de corrupción en todo el país. Ahora es abogado defensor en un estudio legal privado en Washington, D.C.

“[La oficina del fiscal de distrito en Manhattan] es la clase de lugar donde puedes bajarte del ascensor y alguien camina por el pasillo, te entrega un expediente y en 15 minutos estás escogiendo un jurado”, explica Shur. Desde volar en helicópteros para ver escenas de crímenes hasta pasar noches enteras en el tribunal, Shur dice que ser fiscal fue la mejor manera posible de iniciar su carrera legal. “Puedes hacer un gran volumen de casos menos complejos. Significa ir al tribunal con la mayor frecuencia posible y aprender a sentirte completamente cómodo en una situación de apuro”.

Ser discutidor es una ventaja

Los abogados querellantes, con frecuencia llamados fiscales del distrito o fiscales del Estado, dependiendo de la costumbre local, trabajan como los abogados del Gobierno en los casos que involucran a individuos acusados de infringir las leyes. Es una de las áreas donde los graduados de las facultades de leyes pueden encontrar trabajos. Los abogados pueden especializarse en muchas áreas diferentes, incluyendo defender a gente acusada de delitos, ayudar a los individuos y empresas con las leyes impositivas, y ayudar a personas que se están divorciando.

El trabajo como fiscal puede estar peor remunerado que un puesto de trabajo en un estudio jurídico, pero hay que pasar mucho tiempo argumentando en casos frente a un juez y un jurado. También exige pensar de forma rápida y sentirse cómodo hablando en público.

Eso es lo que atrajo a Shur a la oficina del Fiscal de distrito de Manhattan, y es lo que está impulsando al estudiante de secundaria Edgar LLamas, de El Paso, Texas, a explorar esa elección de carrera. Llamas, quien este otoño será estudiante de último año en Franklin High School en El Paso, dice que tiene una veta argumentativa. “Soy uno de esos hijos que siempre discute con los padres”, explica. “Un día, hice una búsqueda de trabajos relacionados con las leyes, y éste me llamó mucho la atención…. Pensé que los fiscales podrían a veces [perseguir] a una persona inocente, pero, en la mayor parte de los casos, están llevando justicia a la corte. La gente mala que tiene que estar en la cárcel está ahí afuera, y pienso que los fiscales son gente realmente noble [por ayudar a ponerlos donde les corresponde].”

Para nutrir su interés en las leyes, Llamas se ha inscrito en el campamento legal de la escuela secundaria del Instituto de Preparación para la Facultad de Derecho (Law School Preparation Institute) de la Universidad de Texas El Paso este verano. El curso de tres semanas, que se llevó a cabo por primera vez en 2009, les permite a los estudiantes de anteúltimo y último año de secundaria aprender acerca del derecho y desarrollar las habilidades necesarias para tener éxito en la universidad y en la facultad de derecho. El programa enfatiza la diversidad en la profesión legal y alienta a los estudiantes a seguir una educación legal. Los participantes escuchan acerca de los diferentes tipos de abogados, visitan organizaciones legales comunitarias, y representan papeles durante imitaciones de juicios.

El porcentaje de mujeres que se gradúan de la facultad de derecho ha disminuído desde 2004, según un informe de 2011 del Instituto para la Inclusión en la Profesión Legal, pero eso no desanima a Aleena Montoya, otra participante del campamento legal, a explorar una carrera legal.

Montoya dice que también está interesada en ser fiscal, una posición que con frecuencia ocupa en el tribunal adolescente, un programa en las escuelas secundarias de El Paso donde los adolescentes que cometen delitos menores pueden declararse culpables en un tribunal común, y luego dirigirse a un tribunal adolescente para la sentencia. Un voluntario adulto hace de juez, y los estudiantes son los abogados fiscales, de la defensa y miembros del jurado.

Montoya prefiere hacer de fiscal porque prefiere tratar de condenar gente que infringe la ley más que defender a gente que podría ser culpable. “Estás peleando por lo que crees que es correcto; estás luchando por la justicia”, explica. “Quiero poder ayudar a demostrar a la gente lo que está bien frente a lo que está mal”.

LSATs y L&O

El camino hacia una carrera como fiscal será largo para Llamas y Montoya. Primero tendrá que irles bien en el LSAT o la Prueba de Admisión a la Facultad de Derecho. Es similar al SAT en cuanto a que el puntaje ayuda a los funcionarios de la facultad de derecho a decidir si eres un buen candidato para su institución. Los estudiantes en general se examinan de esta prueba mientras terminan sus licenciaturas universitarias.

Hay más de 200 facultades de derecho aprobadas por el Colegio de Abogados de EE. UU. (American Bar Association) en todo el país. Se necesita tres años para completar la carrera (una vez que tengas la licenciatura universitaria), y la competencia por los trabajos es dura. Según un artículo del New York Times del 8 de enero de 2011, se han recortado 15.000 posiciones de personal legal y abogados en los Estados Unidos desde 2008. Un estudio de 2012 realizado por la Asociación Nacional de Empleos Legales (National Association for Law Placement) mostró que sólo el 65% de los graduados de la facultad de leyes ejercían el derecho, el porcentaje más bajo de la historia del grupo. Los graduados de la facultad de leyes también deben presentarse al examen de la Bar, un examen de 200 preguntas que se rinde dos veces por año para obtener la certificación que permita ejercer el derecho en un Estado en particular.

Shur cuenta que si bien muchos programas legales de TV son erróneos acerca de los detalles relacionados con la ley, Law & Order es el que mejor muestra cómo es el ritmo acelerado que implica ser fiscal, y las cosas raras que pueden ocurrir en un caso de alto perfil. Shur recuerda un caso en que estaba acusando a un boxeador, James “The Harlem Hammer” Butler, que le pegó inesperadamente a su oponente, Richard “The Alien” Grant, después de que la pelea hubiera terminado. Le rompió la mandíbula a Grant, lo que finalmente acabó con su carrera como boxeador.

Un elemento más del drama era el hecho de que la pelea se había organizado para recaudar fondos después de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 en la ciudad de Nueva York, y el público estaba lleno de oficiales de la policía de la Ciudad de Nueva York. El comisionado de policía a punto de asumir su cargo, Raymond Kelly, ordenó que Butler fuese arrestado en la pelea. De su primer trabajo, Shur cuenta: “Fue todo lo que pensé que sería. Me tiraron al fuego. Durante cuatro años y medio, manejé docenas de juicios con jurados. Simplemente fue fantástico”.

Preguntas

¿Por qué siente Justin Shur que su trabajo en la oficina del Fiscal de Distrito en Manhattan fue una buena preparación para su carrera en el derecho?

¿Cuáles son los pasos que debes dar antes de convertirte en abogado?

¿Cuán competitivo es el campo del derecho?

Enlaces relacionados

Este contenido también esta disponible en: Inglés

“Soy uno de esos hijos que siempre discute con los padres.”
This entry was posted in Artículos. Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post.

Join the Discussion