Educación financiera: La voz de la juventud sudafricana

Melvis Mirazi, de 17 años, es estudiante de último año en Zwelibanzi High School de Durban, Sudáfrica. Viajó a Amsterdam en abril junto con otros miembros de la Red de Mujeres Jóvenes (Young Girls Network), un grupo que promueve la educación financiera entre la gente joven de Sudáfrica, para participar en la Cumbre Internacional de Finanzas Infantil y Juvenil (Child & Youth Finance International Summit, CYFI). El evento de la CYFI fue el primero de su clase en reunir a representantes jóvenes y experimentados procedentes de varios sectores para tratar la inclusión financiera y educación para los niños y jóvenes alrededor del mundo. Mirazi y los 70 compañeros participantes en la cumbre de la juventud, que representaban a 40 países, se comprometieron directamente con los responsables políticos para compartir sus visiones sobre la educación financiera de la juventud. Durante la cumbre, Knowledge@Wharton High School conversó con Mirazi para averiguar sus pensamientos sobre el ahorro, los gastos y cómo se comparte el dinero.

Knowledge@Wharton High School: Gracias por estar con nosotros.

Melvis Mirazi: Gracias.

KWHS: ¿Qué te trajo a la Cumbre Internacional de Finanzas Infantil y Juvenil?

Mirazi: Estoy aquí para representar a mi país, para obtener conocimiento y saber más acerca de las finanzas y ahorros, para que cuando regrese a mi hogar otros niños puedan aprender sobre estos temas. Si fuese posible, le hubiésemos pedido a toda la juventud que viniese, pero estoy aquí para representar a todos los jóvenes de Sudáfrica y para representar a la red de la que formo parte.

KWHS: ¿Y qué es esa red?

Mirazi: Se llama Young Girls Network. Cuando comenzamos, tenía un programa que se desarrollaba en todas las escuelas. Se llamaba Enséñale a un niño a ahorrar. Entonces, desarrollaban el programa y hacían que los estudiantes compartieran sus ideas sobre cómo se les podía enseñar a los niños a ahorrar. También formamos parte de una iniciativa de un banco local. Iban a las escuelas, reclutando niños de undécimo grado para que ideasen proyectos de negocios y comenzasen su propia empresa y les ofrecían ayuda financiera. Me eligieron [para que viniese a Amsterdam] porque participé en todos esos programas.

KWHS: ¿Ahorraste mucho en casa y pensaste mucho acerca de por qué deseas ahorrar dinero?

Respuesta: Sí, comencé a ahorrar dinero cuando estaba en décimo grado. Pero no tenía acceso a una cuenta bancaria porque no tenía una identificación y todavía era menor de 16 años. Tienes que tener 16 años de edad para abrir una cuenta. Así que comencé, y ahorré lo poquito que obtenía para cosas básicas, como lo que podía necesitar para la escuela. Sobre todo ahorro para ayudar a otra gente que no puede acceder a las mismas cosas que yo.

KWHS: ¿Usas tu dinero de esa manera?

Mirazi: Sí, lo hago.

KWHS: ¿Puedes darme un ejemplo?

Mirazi: Tengo una amiga con la que voy a la escuela. La conocí el año pasado y no le iba bien en la escuela; le iba mal. Pedí ser su compañera de estudios y así nos hicimos amigas. Básicamente la cuido. Ella es mi amiga, pero yo me siento más como una madre. Cada vez que voy a la ciudad, le compro algo [como una cartuchera para sus lápices]. Le compro el almuerzo porque no tiene suficiente comida en su casa. Así que uso mi dinero para ayudar a otra gente, porque siento que puedo hacer más para cambiar la vida de otra persona.

KWHS: Cuéntame qué aprendiste aquí, en la Cumbre de la Juventud, que más te gustaría compartir con otros adolescentes alrededor del mundo.

Mirazi: Aprendí que es importante que ahorremos. El Gobierno también debería reconocer el hecho de que como juventud necesitamos inclusión social. Aprendí que ahorrar te ayuda a ser estable desde el punto de vista financiero en el futuro. Y si empezamos ahora, desarrollaremos hábitos saludables. Cuando crezcamos, seremos estables financieramente y podremos enseñarle a nuestra próxima generación.

KWHS: ¿Qué piensas hacer tú en el futuro? ¿ y con tus ahorros?

Mirazi: No creo que haya ahorrado lo suficiente para llegar a algún lado, básicamente porque no tengo acceso a una cuenta y la mesada que me dan en casa no es tanto. Pero mi abuela ahorra para mí. Estoy en el último año de secundaria, así que estoy buscando becas para ir a estudiar a la universidad, porque el dinero que mi abuela ahorra para mí no es suficiente. Apenas es suficiente para los gastos de inscripción. Planeo trabajar duro en la escuela como lo estoy haciendo para tener buenas calificaciones en todas las materias y, ojalá, conseguir una beca para ir a la universidad el año próximo. Quiero hacer ingeniería forense o ciencias forenses porque todavía no se ha introducido de manera generalizada en Sudáfrica. Es una carrera muy demandada, y quiero comenzar mi propio laboratorio. [Quiero tener] mi propio negocio y poder trabajar en conjunto con el Gobierno y el sistema de justicia de Sudáfrica para reducir el delito.

KWHS: Cuando regreses a casa, ¿cuáles son algunos de los mensajes que le darás a tus compañeros de clase, amigos y familia acerca de las finanzas y el ahorro?

Mirazi: Antes de que viniésemos aquí, fuimos a estaciones de radio y periódicos porque sentíamos que no podíamos llegar a todos. Fuimos a los medios y les contamos acerca de nuestro viaje aquí. Cuando regresemos, daré seminarios. Iremos a las escuelas y hablaremos con nuestro ministro de finanzas para obtener auspicios para viajar por la provincia predicando [el mensaje de] ahorrar y enseñar a los niños cómo ahorrar. Con suerte, iremos a los bancos y les diremos que vayan a las escuelas a reclutar estudiantes para que tengan cuentas bancarias.

KWHS: ¿Sientes que ahora tienes una voz?

Mirazi: Sí. Hay algunas escuelas a las que no podremos llegar, pero entonces llegaremos a ellas a través de medios tales como periódicos y la radio. Mis amigos comenzarán lo que llamamos un stokvel, donde todos aportamos alguna cantidad de dinero. A veces la gente no quiere ahorrar cuando está sola porque se tienta [a gastar el dinero]. Cuando haces algo como grupo y como unidad, tienes este acuerdo. Si me siento tentada, mi amigo podría decir: “Oh no, mira esto. Sabes que planeamos hacer esto con nuestro dinero”. Te ayudan a volver a la normalidad.

KWHS: ¿Qué es exactamente un stokvel?

Mirazi: Un stokvel es cuando la gente se reúne cada mes o cada día como un grupo de 10, quizá, o como una clase entera, y pone su dinero en un lugar. Los adultos también lo hacen. Se reúnen cada mes, ponen el dinero y al final del año, recuperan el dinero, así que es 12 veces lo que pusieron cada mes. Lo toman de sus ingresos. Es realmente popular, y en nuestra cultura [en Sudáfrica] se hace así. Creo que así es cómo aprendemos a ahorrar, porque decimos: “Oh, unámonos al stokvel”. Ponemos el dinero, escribimos nuestros nombres y cuánto ahorramos cada día, y luego cada mes o al final de año, recuperamos nuestro dinero y somos libres de usarlo como queramos.

KWHS: Harás algunas cosas divertidas con el dinero también, ¿correcto?

Mirazi: Sí, es muy probable.

KWHS: ¿Como por ejemplo?

Mirazi: Deseo comprar un computador portátil para mis estudios. No soy una persona gastadora porque creo que ya tengo lo que necesito en este momento.

 

Enlaces relacionados

Este contenido también esta disponible en: Inglés

“Uso mi dinero para ayudar a otra gente, porque siento que puedo hacer más para cambiar la vida de otra persona.”
This entry was posted in Artículos, Dinero y Tú, Podcasts. Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post.

Join the Discussion