El CIO de los Gigantes de San Francisco, Bill Schlough: ‘El lado comercial puede ser igual de emocionante’

Bill Schlough nunca esperó su turno para batear o lanzó un tiro para los Gigantes de San Francisco, los campeones mundiales 2010 de la Liga Mayor de Béisbol, pero es una parte esencial del éxito del equipo. Como Vice Presidente Senior y Director de Tecnologías de la Información, “mantiene el funcionamiento” de todas las necesidades técnicas del equipo. En el pasado, eso podía significar simplemente soporte técnico tradicional para la gente que estaba en las grandes oficinas, pero a medida que Internet y otras áreas técnicas influyeron sobre el negocio, los equipos deportivos están conectados de muchas maneras. La comercialización, entretenimiento dentro del estadio, marcadores de puntaje, seguimiento de jugadores y sus datos y redes sociales se convirtieron en artículos vitales en los deportes importantes, y hasta en los no tan importantes, haciendo que las habilidades técnicas de Schlough sean mucho más demandadas. Schlough también es el Presidente interino de su afiliado en las ligas menores, los Gigantes de San José, y utiliza la experiencia que ganó en tecnología y negocios para dirigir un equipo que está apenas por debajo del nivel de las ligas mayores.

“Hasta cuando iba a la escuela secundaria estaba interesado en los deportes, no pensaba que pudiese ser una carrera, sobre todo porque yo no era un muy buen atleta”, cuenta Schlough, “pero, de alguna manera, encontré un camino”. Schlough, que recientemente fuera panelista en The Ivy Sports Symposium en Wharton, habló con Knowledge@Wharton High School acerca de seguir trabajos relacionados con los deportes fuera del campo de juego.

Knowledge@Wharton High School: ¿Cuándo supiste que podías tener una carrera en los deportes? ¿Cómo te preparaste para ello?

Bill Schlough: Yo siempre he querido estar vinculado al mundo de los deportes: el desarrollo de trabajo en equipo, logros y liderazgo. A pesar de que no practiqué deportes estudiantiles en la escuela secundaria, cuando llegué a [la Universidad de] Duke, los clubes deportivos eran importantes. Yo estaba en un club de softball que viajaba por todo el país, estuve en un club de remeros y hasta competí en carreras de esquí en la nieve. Me involucré en la administración de los clubes deportivos en Duke, aprendí acerca de cómo financiar estas cosas, y finalmente gané el premio a la persona que había hecho más por el atletismo en Duke.

Me presenté sin estar convencido del todo a trabajos relacionados con los deportes fuera de la universidad, pero yo me había capacitado como ingeniero, así que abandoné la idea y tomé un trabajo en servicios de consultoría. Luego estaba trabajando en Detroit y descubrí que si bien yo estaba asesorando en aeroespacio y comercio minorista, también había negocios relacionados con el deporte en donde podía prestar asesoramiento. Realicé trabajo tecnológico en el Estadio de Stanford para la Copa Mundial de Fútbol en 1994, luego trabajé para los Juegos Olímpicos de Verano 1996 en Atlanta, y después seguí desde allí en adelante. Ahora ya han pasado 18 años, y he podido trabajar en mi puesto soñado durante la secundaria, en la última década con los Gigantes.

KWHS: ¿Qué te resulta emocionante acerca de tu trabajo en el equipo de los Gigantes?

Schlough: [Mi trabajo no implica] evaluar el talento del jugador, sin embargo espero hacer cosas que optimicen el juego. Mi trabajo es averiguar cómo la tecnología puede hacernos ganar dinero, ganar más partidos y mejorar la experiencia de los fanáticos [por ejemplo, ayudar a traer el marcador de puntaje de alta definición, de $3 millones de dólares, que mide 103 pies de largo y unos 21 pies de ancho, al AT&T Park de los Gigantes]. No tengo experiencia jugando, es verdad, pero el lado comercial puede ser igual de emocionante cuando sabes que estás contribuyendo con un equipo ganador.

KWHS: ¿Qué es diferente acerca de tu trabajo como Presidente de los Gigantes de San José? ¿En qué se diferencian las ligas menores de las mayores?

Schlough: Es interesante ser el jefe y tener la capacidad de supervisar todas las operaciones comerciales. Hasta podría ser más fácil ser el jefe que estar en la administración, porque lo que decides es la última palabra. La gente está más dispuesta a escuchar tu versión de la historia si eres el jefe máximo. Está bien, pero sin lugar a dudas tienes que aprender el negocio para ganar experiencia desde el principio y trabajar para llegar arriba.

Tenemos de 150 a 175 personas en los Gigantes de San Francisco, pero ni siquiera la mitad [de ese número] en San José. Todos ocupan muchas posiciones y todos llegan a aprender todo. La ética de trabajo para la gente en las ligas menores de béisbol es sorprendente. La mayoría de ellos están trabajando para llegar a las ligas mayores, así que están dispuestos a intentar prácticamente cualquier cosa.

KWHS: ¿Qué le sugieres a la gente que desea seguir una carrera en los deportes?

Schlough: Antes que nada, es bueno ser flexible en lo geográfico. Si decides que quieres estar en cierta ciudad, quizá no haya suficientes trabajos justo ahí, en el nivel inicial. Si estás dispuesto a mudarte, existen muchos equipos en todo el país, y ahora globalmente. Como la gente se muda, hay mucho recambio. Si puedes ser ágil, eso es bueno.

Cuantas más cosas conozcas acerca de los negocios en general, y de lo deportivo en particular, mejor posicionado estarás. Yo era sólo un ingeniero, pero usé lo que sabía para ingresar al negocio. Existen muchas oportunidades para la gente con esta pasión.

Enlaces relacionados

 

Este contenido también esta disponible en: Inglés

“La gente está más dispuesta a escuchar tu versión de la historia si eres el jefe máximo.”
This entry was posted in Artículos, Deportes y Espectáculos, Emprendedores y Líderes, Tecnología. Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post.

Join the Discussion