Desglose del cheque del sueldo: Lo que ganas no es lo que te queda

Al final del verano pasado, Allie Drake, estudiante de último año del Montgomery High School en Skillman, Nueva Jersey, decidió tomar un trabajo a tiempo parcial para ganar dinero extra. Si bien estaba trabajando un total de seis horas por semana en un centro de cuidado infantil local después de la escuela, ella todavía aguardaba ansiosa la llegada de su primer cheque. “Estaba ganando un poco más de 11 dólares por hora, y había trabajado 12 horas, así que estaba emocionada porque iba a recibir un cheque de más de 100 dólares”, explica Allie, que tiene 18 años. Pero cuando abrió el sobre el día del pago, quedó atónita. “El cheque era sólo de unos 80 dólares”, recuerda Drake. “Estaba muy molesta”.

Es una realidad dolorosa del mundo laboral: lo que ganas con frecuencia no es lo que te queda. Puedes evitar el desaliento de Drake al ver el talón si comprendes que el ingreso bruto es el dinero total que ganas en un período de pago en particular, y el ingreso neto es la porción de esas ganancias después de las deducciones que realmente te llevas a casa. “El primer cheque del sueldo que recibe alguien siempre supone un impacto tremendo”, explica James Medlock, Director de Educación y Capacitación de la American Payroll Association (APA) en San Antonio, Texas, que ayuda a los estudiantes a comprender sus cheques de pago. “No hay mucha educación acerca de los impuestos que se retienen y para qué son, sea el impuesto a las ganancias federal, los impuestos de la Seguridad Social y Medicare, o impuestos estaduales y locales, todos se comen partes de tu cheque del sueldo.

Una clase diferente de deducción

En la cima del programa de concientización de la APA están los trámites necesarios que te permiten recibir el pago. “El formulario W-4 le indica a tu empleador los factores que se van a utilizar para calcular el impuesto a las ganancias federal”, explica Medlock, agregando que el impuesto a las ganancias retenido del sueldo se basa en la cantidad del sueldo menos una cantidad por las deducciones en las retenciones declaradas. “Los empleados solicitan deducciones dependiendo de su situación personal: un cónyuge que trabaje, familiares a cargo, deducciones detalladas en su devolución del impuesto a las ganancias personales, y así sucesivamente. Por ejemplo, si un empleado declara ‘Casado’ en el formulario W-4 para los mismos ingresos que alguien que declara ‘Soltero’, el empleado casado tendrá una menor retención del impuesto a las ganancias federal. La planilla de trabajo que brinda el IRS (Internal Revenue Service, Servicio de Impuestos Interno) con el formulario W-4 muestra todas las formas en que se pueden reclamar deducciones”. Cuantas más deducciones reclames, menos impuestos se deducirán de tu salario bruto. La otra opción en el formulario W-4 es declararle al empleador que estás exento de pagar el impuesto a las ganancias federal, lo que corresponde a pocos trabajadores. “Los estudiantes con frecuencia no reclaman exenciones porque están declarados como familiares a cargo en las devoluciones del impuesto a las ganancias de sus padres”, agrega Medlock.

El otro formulario exigido es el I-9, que le indica al empleador si puedes ser elegido para trabajar en los Estados Unidos. Para completar este formulario se requiere la documentación adecuada, como una licencia de conducir y la tarjeta de Seguridad Social.

Estas son algunas indicaciones en el cheque del sueldo de Medlock:

  • El recibo del cheque, el talón unido a tu cheque, tiene mucha información acerca de lo que ganas y a dónde va. Todos los talones de los cheques mostrarán tu pago bruto y el pago neto. También verás el período que se paga, que es el tiempo trabajado, de principio a fin, que cubre el cheque del sueldo. “La mayoría de los empleadores ahora le brindan esa información en línea a los empleados”, aclara Medlock. “Ya no es tan importante conservar ese pedazo de papel”.
  • Además de los impuestos a las ganancias federales y estaduales, una porción del dinero que ganas financia los programas federales de Seguridad Social y Medicare, que brindan los beneficios de jubilación y atención de la salud para los estadounidenses ancianos. “El impuesto de la Seguridad Social para 2011 es 4,2 % y está programado que sea el 6,2 % del sueldo para 2012”, agrega Medlock. “A aquellos nuevos en el mundo del trabajo se les imponen impuestos sobre todo su sueldo, mientras que alguien que gana por lo menos 106.800 dólares no paga Seguridad Social sobre el sueldo por encima de esa suma. El otro componente es el impuesto por Medicare, que es del 1,45 %”. Aportas a estos programas durante toda tu carrera laboral con la expectativa de recibir estos beneficios más adelante en la vida.
  • También puede ser que te recorten parte de tu paga para beneficios que otorgue la empresa, como seguro de salud y de vida, aportes al plan de retiro y asistencia con la atención infantil. En general, por ejemplo, tu empleador pagará una parte de tus beneficios de atención de la salud y tú pagarás el saldo restante. Otros beneficios que pueden exigir el pago parcial son el seguro por discapacidad a largo plazo y el seguro dental. “La mayoría de las empresas no comienzan a brindarle beneficios a los empleados hasta que no trabajen 30 horas por semana”, aclara Medlock.
  • Asegúrate de aprovechar el depósito directo, donde el cheque se deposita automáticamente en tu cuenta bancaria. Si no tienes una cuenta bancaria, agrega Medlock, quizá quieras registrarte para obtener una tarjeta para el cobro del sueldo a través de tu empleador, que funciona casi como una tarjeta de débito que se puede usar en el mercado o en los cajeros automáticos.

Si la jungla de letras es demasiado confusa en el recibo del sueldo (FT, SSWT, MWT), pregunta, recomienda Medlock. “Los profesionales de nóminas siempre están bien dispuestos a responder cualquier pregunta”. No sufras la conmoción por los costos del cheque de tu sueldo en silencio.

Enlaces relacionados

Este contenido también esta disponible en: Inglés

“El primer cheque de pago que recibe alguien siempre es un tremendo impacto.”
This entry was posted in Artículos, Dinero y Tú, La vida después de High School. Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post.

Join the Discussion